1. El BOE de día 13 de enero de 2020, publica el Real Decreto 2/2020 de 12 de enero, por el que se reestructuran los departamentos ministeriales, y también el Real Decreto 3/2020 sobre las cuatro vicepresidencias, ambos con inmediata entrada en vigor.

El contenido de la segunda norma remite la fijación de las funciones de cada vicepresidencia a las que les encomiende el presidente del Gobierno, así como también la presidencia de una comisión delegada del gobierno que está pendiente de concretar, a excepción del mandato conferido únicamente a la vicepresidencia primera de asunción de la presidencia de la comisión de Secretarios de Estado y de Subsecretarios.

A la espera de la concreción organizativa de cada Departamento, cabe decir que las funciones y competencias del hoy extinguido Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social se redistribuye, por primera vez en la historia reciente de España, entre varios Ministerios. A continuación voy a proceder a apuntar cuáles son los ámbitos de especial seguimiento para todas las personas interesadas en las políticas sociales.

2. Las políticas sociales europeas, con un papel relevante, además de las autoridades laborales del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a través de la Secretaria de Estado para la Unión Europea.

Las políticas educativas con impacto indudable sobre el empleo, a cargo del Ministerio de Educación y Formación Profesional, que asume justamente la propuesta y ejecución de la política gubernamental “en materia educativa y de formación profesional y para el empleo”.

Las políticas laborales, a cargo del Ministerio de Trabajo y Economía Social, habiéndose desgajado las anteriores en materia de Migraciones y Seguridad Social. Sin duda asumirá un papel relevante la Secretaria de Estado de ambas materias, ya que justamente el Ministerio será responsable de la ejecución de la política gubernamental en ambos casos, así como también en el de la responsabilidad social de las empresas.

Las políticas demográficas y de transición ecológica, con indudable impacto sobre el empleo y la protección social, son asumidas por el nuevo Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico, asumiendo la política de gobierno que ha de poner en marcha “la transición hacia un modelo productivo y social más ecológico”, y también su política de respuesta “al reto demográfico y el despoblamiento territorial”.

Las políticas digitales, de indudable impacto de presente y futuro en el mundo laboral, son asumidas por el Ministerio de asuntos económicos y transformación digital, que incluye el desarrollo y fomento de la inteligencia artificial, para lo que se crea la Secretaria de Estado de digitalización e inteligencia artificial.

3. No menos importante ni mucho menos, sino todo lo contrario, y con una perspectiva transversal, son las competencias atribuidas al nuevo Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, con dos Secretarias de Estado dedicadas a cada uno de los ámbitos referenciados. Podemos reparar la transversalidad y amplitud de competencias asumidas, en cuanto que ejecutará la política gubernamental “en materia de bienestar social de familia, de protección al menor, de cohesión y de atención a las personas dependientes o con discapacidad, de juventud, así como de protección de los animales”.

Tampoco debe minusvalorarse en absoluto la importancia del Ministerio de igualdad, que deberá trabajar en estrecha relación con la mayor parte de los restantes, ya que asume las competencias en materia de igualdad y de las políticas que tiendan a hacerla efectiva entre mujeres y hombres, con erradicación de toda forma de discriminación.

Por último, y como he apuntado antes, las competencias en materia de Migración y Seguridad Social se separan de las políticas laborales en sentido estricto, siendo asumidas por el nuevo Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, con dos Secretarias de Estado responsables de las políticas, migratorias y de seguridad social y pensiones, respectivamente. Dicho sea incidentalmente, deduzco que la mención específica a las pensiones es para resaltar su importancia dentro de la nueva estructura ministerial, ya que no creo que nadie ponga en duda de que forman parte, y muy importante, del Sistema de la Seguridad Social.

Deberemos esperar, no obstante, al desarrollo organizativo de los nuevos Ministerios. Habrá que estar muy atentos a ello. Habiendo traído este artículo a colación y publicación en nuestra página web porque va a marcar, en principio, un nuevo hito en la estructura competencial de nuestro país, dando lugar a la apertura de un nuevo ciclo hasta la fecha desconocido.

Artículo de:

Antonio Font

Abogado y graduado social.

Ver artículos de este abogado